San Valentín para el sector de las flores

San Valentín para el sector de las flores es sinónimo de pedidos y mucho trabajo. Y es que el Día de los Enamorados parece ser la ocasión perfecta para regalar flores, sobre todo las preciadas rosas.

“Siempre aconsejamos a nuestros clientes que realicen sus pedidos de San Valentín con mucha anticipación ya que es una fecha en la que solemos saturarnos. No es que no nos preparamos, que lo hacemos, más bien que siempre el número de pedidos acostumbra a sobrepasar nuestras previsiones”, declara Paula Herreras, propietaria de una floristería.

San Valentín ocupa el segundo lugar, después de Todos los Santos, entre las festividades en las que más flores se venden.

“Las flores valen más por lo que significan que por lo que son, de ahí que mucha gente que quiere tener un detalle con una persona especial en este día piense en las flores como el regalo perfecto”, sostiene.

Por lo que respecta al producto estrella de San Valentín, la florista no duda ni un instante: las rosas.

“Cuando una persona piensa en regalar flores a su pareja enseguida se le vienen a la mente las rosas. Es una flor que hemos asociado con el romanticismo por su papel protagonista en películas y libros, por lo que no es de extrañar que todo el mundo quiera comprar rosas en San Valentín”, expone.