Los patinetes eléctricos llegan a los pueblos

Los patinetes eléctricos llegan a los pueblos, donde todos van a comprar patinetes para dinamizar sus vidas y reconnotar a su vez la misma esencia del peatón como sujeto social y como categoría mínima de los sistemas y leyes del tránsito. Pero a la par del entusiasmo, los nuevos “choferes” de patinetes eléctricos deben conocer las mínimas habilidades para el mantenimiento de estos buenos equipos, en pos de extender su vida útil, la propia comodidad y el bolsillo protegido de gastos.

Dado que los patinetes acumulan polvo, puedes usar un trapo húmedo y con un poco de jabón para limpiarlos, sin exagerar con el jabón, so pena de dañar la pintura. Remuévelo entonces con agua, siempre teniendo gran cuidado con los componentes eléctricos del equipo. No pierdas de vista el motor y la cadena o correa, que también acumulan polvo. Es posible que necesites líquido desengrasante para estos casos.

Emplea siempre el cargador que viene con el patinete, y si se rompe, compra uno semejante. Evitando siempre descargar la batería por completo, pues esto acorta su durabilidad. Para esto debe además distribuir la aceleración hasta alcanzar la velocidad deseada, pues así la descarga de la batería sucederá de manera gradual y no brusca.