La Agronomía y sus sistemas de seguridad

A la luz de los resultados de la primera encuesta sobre la percepción e imagen de la agricultura española, queda claro que los españoles tenemos un gran desinterés, incluso desapego por la agricultura del país. España es el primer exportador de frutas y hortalizas en todo el mundo y la gente lo desconoce, me atrevo a decir que les da igual.

 

No es solo que no sabemos que exporta o no nuestro país, si no que ni siquiera sabemos en que condiciones se trabaja la agricultura de nuestro país, muchos menos sabemos que tipo de agricultura se da ni los conceptos que se nos plantearon.

 

Parece irreal que no tengamos un conocimiento acerca de un sector de la economía tan trascendental, no solo a nivel de alimentación sino a nivel de empleo; el sector de la agricultura emplea dos millones de personas, es decir, es una fuente importante.

 

Si no nos preocupamos por que se produce en nuestro país, mucho menos nos preocupamos por el origen de nuestros alimentos y eso es alarmante, pues por lo mínimo deberíamos comprobar que el origen de lo que consumimos es de fiar. Aunque la encuesta desvela que los españoles tenemos un alto nivel de confianza con respecto a los controles sanitarios que se le aplican los productos agrícolas que consumimos.

La agricultura en España participa directamente en la seguridad alimentaria, si aquí no se produjera tanto como se produce probablemente no habría alimento para tantas personas y la comida sería más cara, quizá allí si nos daríamos cuenta de que va esto de la agricultura. Es necesario que nos interesemos más por lo que pasa en nuestro país, después de todo uno se ve directamente afectado.

 

La seguridad alimentaria y el control sanitario de lo que consumimos es tan importante como la seguridad de nuestra casa, así como llamamos al cerrajeros madrid baratos para hacerle consultas acerca de nuestro sistema de seguridad, cuando vamos a hacer la compra debemos preguntar de donde viene ese producto.

 

Muchas veces la investigación debe venir de antes, pues existen muchos métodos de agricultura y según el que se utilice dependerá la calidad del producto final.

 

Quizá sea que nos hemos confiado mucho en los controles que hace el gobierno o las instituciones que estén a cago de la supervisión de la agricultura o simplemente es que no nos interesa saber de eso datos, pero en cualquiera de los casos se nota apatía por un producto de producción nacional del que nos servimos tanto hombres como mujeres todo los días.

 

La encuentra también desveló que las mujeres son las que más consumen frutas y hortalizas y que no tenemos ni la más remota idea de que va la actividad ni que tecnología se utiliza, es que ni siquiera podemos opinar de tecnología porque simplemente no la conocemos.