convierte tu zona de jardín en un parque acuático

Comprar tobogan de agua es una de las acciones claves para que veas cómo se convierte tu zona de jardín en un parque acuático, en todo un heredero moderno a pequeña escala de una de las 7 Maravillas del Mundo Antiguo: los Jardines colgantes de Babilonia, cuya gran parte de su éxito, belleza y efectividad se debía a la combinación precisa de canales de agua y terrazas escalonadas llenas de plantas que eran irrigadas por estas vías, por estos toboganes.

Los Jardines fueron erigidos en el siglo VI  antes de Cristo, en época del reinado del monarca Nabucodonosor II (605-562 antes de Cristo), el más conocido de la dinastía caldea empoderada en la gran metrópoli de Babilonia.

Localizada la ciudad a las orillas del río Éufrates, el agua que vivificaba los jardines pletóricos de palmeras y plantas frutales como datileras y cocos, procedía de su voluminoso cauce.

Esta magna obra de arquitectura humana fue el regalo que Nabucodonosor II hizo a su esposa Amytis alrededor del 600 antes de Cristo. La reina era hija del rey de Media (ubicada en territorio del actual Irán), país montañoso y boscoso por excelencia, contrario a las llanuras babilónicas. Así podía recordar a su patria.