Agricultura y protección de la alimentación

Sería absurdo negar la importancia de la alimentación para el ser humano, de hecho, es la necesidad más prioritaria después de respirar y su acceso se hace clave para el desarrollo del día a día normal. Si en la tierra no se cultivara o esos cultivos no alcanzaran para toda la población, seguramente hoy estaríamos en una suerte de guerra.

 

No exagero ni un poco, así de importante es la comida para el ser humano y siendo tan importante uno se debe preguntar cuán segura está la comida. Sobre todo debemos entender la importancia de tener alimento para millones de persona, no estamos hablando de un  pequeño grupo de persona sino de la humanidad completa; con la comida no se juega.

 

En el caso de los cultivos agrícolas no solo debemos pensar en la seguridad como que alguien quiera entrar a robar sino más bien son otras cosas las que pueden ponerla en riesgo, por ejemplo, la situación del agua, las plagas y cosas por el estilo. Sobre todo con la naturaleza nunca se sabe, son cosas que no se pueden prever y que pueden resultar muy perjudiciales.

 

De hecho, la seguridad física de un cultivo de los instrumentos y herramientas que se usan en está actividad  es  lo que menos nos debe preocupar, después de todo los servicios de los cerrajeros madrid centro están allí para garantizar los mejores sistemas de seguridad, además de que sería técnicamente posible que alguien cargara consigo un cultivo entero, aunque si puede haber robo de maquinaria. El robo de maquinaria afecta directamente a la producción, y ya podemos imaginarnos que pasa si la producción desciende.

 

Dejando esto de un lado, entonces es fácil suponer que el mayor esfuerzo se pone en garantizar que las condiciones estén optimas para que se den  los cultivos y que no nos encontremos en una situación de precaria alimentación.

 

La verdad es que los planes de contingencia son los que más ayudan a garantizar el cultivo y la distribución del producto del capo. Por ejemplo, se planifican contingentes en los casos de que exista una sequía, también se planifican fumigaciones periódicas para que no se propague alguna plaga, y sobre todo, cuando ya se ha visto algún indicio, se trata de controlar la situación.

 

La disponibilidad de la comida es un factor clave para la economía, recordemos que si predomina la ausencia de alimentos, la demanda superará la oferta y eso resultará en una subida del precio de los alimentos y por tanto, el acceso al mismo será limitado.

 

A nivel de alimentación, deben existir planes para garantizar el volumen necesario para mantener a toda la población, una situación que cada día se hace más compleja dado que la población crece muy aceleradamente; cada día somos más.